Los tromeles de cribado son una parte fundamental de las instalaciones de tratamiento de residuos, ya que la mayor parte de los pretratamientos mecánicos a los que son sometidos los residuos dependen de su eficiencia de separación.

Los tromeles se utilizan en una gran variedad de aplicaciones para separar la materia orgánica en plantas de residuos urbanos y envases, para eliminar del proceso materiales voluminosos o para separar inertes en plantas de afino de compost.

Bianna ofrece una amplia gama de tromeles, con distintos diámetros, longitudes de cribado y espesores de chapa, dependiendo de la aplicación del equipo: tromeles simples o dobles para plantas de residuos urbanos, tromeles de afino, tromeles para instalaciones de tratamiento de residuos de construcción y demolición, etc.